La Introducción

Pero todo historia, por corta que, como esta, vaya a ser en el tiempo (me refiero a los tres meses de antelación), tiene su inicio y su final. El final ya lo sabéis, el próximo 7 de marzo José Luis Aparicio Ledesma y Amparo Caballero contraerán matrimonio. Confieso que al verlo así escrito se me hace un nudo en el estómago ¿de verdad vamos a tener nuestra boda soñada? Pero, a lo que íbamos, el principio de todo. Remontarme diez años atrás a una noche de disfraces de Rafelbuñol del año 2005, sería demasiado retroceder incluso para el DeLorean; así que nos vamos a quedar en, como los subtítulos de las películas, “Hace una semana”. Era viernes por la tarde, exáctamente las 16:27 (otra vez San Google y su listado de mails enviados me ha salvado) del viernes 14 de noviembre. Había llegado hacía sólo unos minutos de Innoarea y mientras se acababa de hacer la comida (si, los viernes la casa es un poco territorio sin ley) Apa estaba mirando el Facebook. Estaba leyendo una publicación de Mercados Medievales en la Red. Un texto muy largo que se iniciaba con “SE BUSCAN NOVIOS MEDIEVALES”, el texto explicaba que la Asociación de Vecinos El Rabal de Villena buscaba tres parejas que quisieran contraer nupcias (disculpadme el detalle estilístico pero me ha gustado el palabro) durante las Fiestas del Medievo que celebraban el primer fin de semana de marzo. Varios vídeos corroboraban esto mismo, unas auténticas fiestas medievales donde tres parejas se casaban a los pies del castillo.

No nos lo podíamos creer, recuerdo que tuve que leer varias veces el mensaje ¿Cómo? ¿Qué había un municipio en Alicante donde hacían bodas Medievales? ¿Y la tradición llevaba haciéndose al menos desde hace 4 años? Pero ¿por qué no nos habíamos enterado antes? La noticia sólo indicaba un mail como forma de contacto así que, temblándome un poquito las manos, os lo he de reconocer, escribí a la asociación contándoles nuestra historia y pidiéndoles más información.  La verdad es que no pensaba que me iban a responder tan rápido, aunque ese fuera mi deseo, y a las pocas horas recibimos un mensaje de contestación. Recuerdo que lo leí y le dije a Apa, sin contextualizar nada como es mi forma de proceder, “Nos dicen que somos los primeros”. “¿Qué?” preguntó él. “Que nos podemos casar este año en Villena”.

mail-bodamedieval

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s